Vagabundos

Fernando Fernán-Gómez filmó una de las películas más bellas y emocionantes de los últimos 30 años.  Fue la primer película en ganar el Goya. Y la verdad es que no pudo haber mejor estreno para los premios.

Un grupo de cómicos le sirvieron al director español para hablar con una franqueza que duele y una abrumadora sencillez, de la nostalgia, los sueños y la devoción por una profesión. El relato de ese trio de perdedores formado por José Sacristán, Juan Diego y Gabino Diego (desternillantes en la secuencia en la que van borrachos) es tan sincero que escuece. Sacristán, el hombre de la voz de hierro, siempre actúa bien. Pero en esta película su trabajo es monumental. Su monólogo es estremecedor, ahí es dónde se ve la talla de un actor y la inteligencia de un director. Sublime José y sublime Fernando rodando ese momento en un único plano. El desenlace del personaje es sencillamente conmovedor, de los que dejan una hendidura en el corazón.

El guión rebosa lucidez, está escrito con ingenio y con multitud de referencias que homenajean a la literatura española. En el fondo es el retrato de un país que había cambiado. Pero es mucho más que eso. Es una oda a los actores, a esa profesión tan ingrata, porque pocos, muy pocos son los que consigue vivir de ello. Y es que el oficio también estaba cambiando (fantástica la secuencia del rodaje). La película es un amargo recorrido por diferentes pueblos dónde el esfuerzo de estos cómicos no se ve recompensando y el hambre les mata. “Vagabundos” se llegan a considerar (duele oírlo), vagabundos llenos de esperanza eso sí. Pues como dejo escrito Machado:

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

No es su mejor película, pero es mi favorita. Obligatoria para todo aquel que quiera ser actor. Y si de mi dependiera, en todos los institutos de España.

Anuncios

2 comentarios en “Vagabundos

  1. Precisamente el viernes estuve viendo en el teatro a Gabino Diego en un montaje tipo entrevista-programa de variedades, con Cayetana Guillén Cuervo, la cual hacía las labores de entrevistadora y repasaba su carrera. Gabino Diego, uno de los grandes nombres de la película que comentas, lleva un montón de años desaparecido o medio desaparecido, con la cantidad de registros que maneja y con el buen hacer que ha mostrado en cada uno de sus trabajos. En la charla dejaron una frase de Saza que viene a colación con lo que comentas sobre el oficio de los actores: “Un actor no debe tener ideología, ni dignidad, ni dinero”. Gran peli, grandes actores, grandes cómicos.

  2. El oficio es así. Algunos tienen su momento y desparecen casi sin darte cuenta. Pero nunca se sabe, en los últimos años se está dando la resurreción de algunos actores.

    Duele leer lo de “no tener dignidad” pero entiendo lo que quiere decir.

    Gracias por el comentario 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s