Puño al pecho: “Oh, oh, oh, oh… oh, oh, oh, oh…”

El Lobo de Wall Street es en la bolsa de Nueva York lo que Casino es en los casinos de Las Vegas. Es decir, un cóctel de sexo, drogas y alcohol durante 180 minutos que atrapa al espectador. Tanto, que al finalizar la película estarás completamente agotado.

El mejor Scorsese de los últimos 20 años divierte –y mucho- en esta particular jungla del dólar en la que un excepcional e hipnótico Di Caprio (en los discursos está colosal) es el lobo de la manada. Una manada muy particular en la que Jonah Hill resulta muy cómico y en la que Margot Robbie -¿dé dónde diablos ha salido esta rubia de 23 añitos?- pone la nota sexy.

Hay momentos de verdadero desfase y locura que forman ya parte de las escenas míticas del director neoyorkino. ¿Qué decir de la escena con Di Caprio bajando las escaleras dirigiéndose al Lamborghini? ¿ O esa otra en la que el actor y su padre (otro gran personaje) discuten sobre los peculiares cargos de la tarjeta de crédito mientras Hill mete cizaña? Simplemente desternillante.

el-lobo-de-wall-street-se-pospone-hasta-el-dia-de-navidad_no__13307

Scorsese no aburre, pero es cierto que el cóctel de haber sido un poco más ligero hubiera dejado mejor sabor. Quiero ser claro con esto; la película no se hace pesada, es imposible que lo sea con ese ritmo y descontrol, pero también es cierto que hay exceso en el exceso. El director se regodea mucho y quizás con menos sexo, drogas y alcohol (digamos media hora menos) la sensación habría sido casi perfecta.

Minucias en todo caso, si la idea era emborracharse, está claro que Scorsese se monta una juerga inolvidable.

Puño al pecho otra vez: “Oh, oh, oh, oh… oh ,oh, oh, oh…”

Anuncios

4 comentarios en “Puño al pecho: “Oh, oh, oh, oh… oh, oh, oh, oh…”

  1. Muy buena crítica. Coincido en casi todo, pero no estoy en que sea una “obra maestra”, no se puede equiparar a míticas obras como “Gans of New York” o “Las amistades peligrosas”. Es divertida, entretiene y no se hace muy pesada, salvo, como dices, la excesiva recreación con las drogas y el sexo.
    Saludos

    1. El término obra maestra se usa de una manera, digamos “muy subjetiva”. Entiendo que los fans de Scorsese la valoren así.

      Para mí, con menos recreación en drogas y sexo se hubiera quedado cerca del sobresaliente. Si lo piensas bien, hay 4 o 5 grandes escenas que son las que van a ser recordas. No es que molesten o aburran el resto (a veces todo lo contrario) pero el mensaje quedaba bien claro, no hace falta tanto hincapié. Aunque precisamente Scorsese quería eso, sólo hay que ver la promo de “Más, más, más… nunca es suficiente”, haciendo ver que Jordan Belfort era insaciable y buscaba más excesos.

      Lo que queda claro es que es una gran película (me lo pasé en grande) y francamente, viniendo de un director de 71 años, que ha dado tanto al cine, y que podría estar en Las Bahamas hinchándose a piña colada, resulta admirable.

      PD: Coincido con Gangs of New York, a mi juicio una película infravalorada por parte de la crítica y más aún, olvidada después de no recibir ninguno de los 10 Oscar a los que optaba.

      Me parece una película con épica, narra un pasaje de la historia muy interesante, hay grandes interpretaciones (soberbio Daniel Day Lewis) y tiene un cierre espectacular con ese plano de Nueva York y el “The hands that built america” de U2 acompañando la escena. Tampoco es una obra maestra pero sí otra gran película.

  2. Me parece una critica un tanto superficial. Si, es una película desternillante, veloz y “sexy”. Todos estos puntos ya la pueden hacer más pasable que muchas, pero es sin duda esa falta de moralismo crítico con el tema que trata lo que hace que le película sea mucho más que un mero divertimento. Es una crítica terrible y espeluznante, mostrandonos en manos de quien está el mundo y el mercado, nuestras vidas a fín de al cabo. Yonkis descerebrados y nosotros como gilipollas continuamos riendonos y anhelando tener esa vida…Brutal. Enhorabuena por el peaxo de blog!

    1. Puedes entenderla como una crítica pero el enfoque es tan divertido y desfasado que no da esa sensación.

      Yo creo que Scorsese te cuenta lo que pasó y eres tú el encargado de hacer el juicio. Algunos querrán ser como Jordan Belfort (ahí está el final), otros no, y otros pensarán lo que tú dices pero tendrán sus dudas morales (véase el policía en el metro).

      Tiene sus defectos pero enganchar y divertir de manera frenética durante 3 horas, tiene mucho mérito. Hoy en día muy poquitos pueden hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s