“Cuando el amor y el deber son uno hay gracia en tu interior”

Si quieres películas con ritmo alquila “A todo Gas”, si buscas una película de amor fácil y barato siempre tienes la última de Jennifer Aniston. Aquí no se vende eso.

Esta es una historia que como el primer trago de alcohol de nuestras vidas, empieza siendo amarga e incómoda. Pero como el buen whisky, se va disfrutando con el tiempo, poco a poco, oliendo su aroma, moviendo el vaso, saboreando cada trago con calma.

Un álbum de la China del cólera de los años 20 que comienza con el amor no correspondido y el adulterio, pasa por el rencor, la indiferencia y el desprecio, y cierra su última página corriendo el velo, ese velo que tanto daño hace.

Un verdadero lujo disfrutar despacito (pero sin pausa) de la historia, de la música y de los hermosos parajes naturales. “Chapeau” en este aspecto. Un relato fascinante, con un hilo narrativo a base de fotografías que desembocan en un “collage” de múltiples sensaciones dignas de cualquier galería de arte.

De Naomi Watts, ¿qué les digo? Pues nada, que tengan cuidado como la miran o esos ojos azules acabarán con ustedes. Fantástica una vez más, ya son varios papeles grandes de esta chica que me dejara boquiabierto en “Mulholland Drive”.

¿Y de Edward Norton?, pues otro recital, como nos viene acostumbrando. Uno de los mejores de nuestra generación que con el tiempo acabará perteneciendo a ese elenco de los más grandes de la historia.

Lo mejor:

-El final es el clímax absoluto. Por un lado la reconciliación y el perdón en su parte más humana y por el otro la moraleja que nos deja la última gran instantánea de la flor.

Lo peor:

– Si no te gusta el Whisky, siempre te queda el Gin tonic, más digestivo y además está de moda 😉

Anuncios

3 comentarios en ““Cuando el amor y el deber son uno hay gracia en tu interior”

  1. me encanta esa peli jita. Creo que es de las pelis con mejor fotografia que he visto. Y la historia es mas que buena

    1. La verdad es que los paisajes ayudan mucho a esa magnífica fotografía. Sin embargo, recuerdo un plano -a través de una puerta- de Naomi Watts desvistiéndose que me dejó sin palabras. Es bellísimo ver lo que se puede insinuar con esa fotografía. Y como bien decis la historia es fantástica, de las que remueven la conciencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s