Un asesinato para morirse de risa

Mi relación con Woody Allen podría resumirse como “Una de cal y otra de arena”.

Balas sobre Broadway” o “Midnight in Paris” me parecen ideas muy originales pero ambas tienen un ritmo lento y un tono tan intelectual que terminan aburriéndome la verdad. Sí me gustan bastante -aunque no me maravillan- películas como “Manhattan”, “Match Point” o “Scoop”.

Annie Hall”, “Desmontando a Harry” y “Delitos y faltas” son cintas interesantes, tienen algunos puntos de humor, alguna de ellas incluso abre un debate moral, pero les falta un poco de “punch” para dejar huella.

“Granujas de medio pelo” o “Si la cosa funciona” tienen un buen comienzo pero acaban diluyéndose con el paso de los minutos y dejan una sensación bastante irregular.

manhattanmurdermystery2-1

“Misterioso asesinato en Manhattan” no. Esta es una película muy sólida. Es, de las que he visto, mi película favorita del director neoyorquino. Una cinta que combina a la perfección la comedia y la intriga. Una historia traviesa y disparatada que resulta siendo divertidísima. Allen muestra una lucidez envidiable, hay decenas de gags ingeniosos, algunos realmente desternillantes.

Uno de mis preferidos:

—He encontrado sus gafas, estaban debajo de mi cama. —Se me caerían y les daría una patada sin querer. —Tiene mucha manía de hacer eso. —Ya está listo el bizcocho. —¿Te acuerdas cuándo se te cayó un bizcocho y le diste una patada?, tardamos meses en encontrarlo.

Leído quizás no parezcan tan gracioso, pero en el contexto de la historia les aseguro que resulta tronchante. Allen no sólo escribe bien, si no que logra la atmósfera perfecta. El reparto es perfecto, Diane Keaton y Anjelica Huston hacen unas interpretaciones soberbias. Una borda el papel de “lunática” y la otra nos deja sorprendidos con su teoría del crimen. ¡Menuda pareja!

manhattanmurdermystery

Tiene un ritmo tan ágil (el “Sing, Sing Sing” ayuda bastante) que no da tregua. Forme pasan los minutos la cinta es más interesante, más frenética y más graciosa. Pero tras el cómico telón se esconde un historia con mucha intriga. La locura de los personajes y los sorprendentes giros en el argumento pegan nuestros ojos a la pantalla. La guinda la  ponen los guiños a películas como “Perdición” o “La dama de Shanghai”. Emular el final de Orson Welles es un homenaje muy atrevido y que Woody realiza a la perfección.

En definitiva, la sensación de ver un crimen tan bien construido y divertido es única. No se la pierdan.

8/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s