“Sólo se envejece cuando no se ama”

Hay que ver lo que hace un maldito premio. No me entra en la cabeza que esta película no tuviera éxito en taquilla (salvo en Asturias como era lógico) y fuera mal recibida por la crítica.

Garci nos impresiona y nos enternece con su elegancia en esta emotiva y preciosa historia sobre tiempos pasados. Un retorno a tu ciudad, a la eterna pasión futbolera, a los viejos amigos y en especial, al amor de tu juventud.

Mediante el “Canon” de Johann Pachelbel nos invita a cerrar los ojos y a dejarnos llevar, de la misma manera que lo hacen sus planos taciturnos de la playa de San Lorenzo. Una belleza que transmite paz, nostalgia y melancolía. Y esta última es la que nos acompaña durante toda la película.

Volver+a+empezar.psd

La elegancia se personifica en Antonio Ferrandis. Sus ojos nos ablandan el corazón y sus palabras nos estremecen. En la escena del despacho los gestos y los silencios hablan. Dos amigos en el sofá y con una copa en la mano se ponen al día sobre sus vidas. Es el momento de desvelar un problema grave y Garci lo de hace de manera prodigiosa. Con esa fantástica melodía vemos como no pierden la compostura, intentando no dejarse llevar por la emoción (aunque sus ojos digan lo contrario) y como solventan la situación con valentía y un chascarrillo futbolero. Una escena con la que sufrir y llorar, pero para disfrutar desde el punto de vista interpretativo. De los mejores minutos del cine español. Así de claro.

Desde ese momento sentimos pura admiración y respecto hacia el personaje. Y ese respeto tiene vida en Agustín González. Pertrechado en su americana ajustada y con unas simpáticas gafas clava el papel de gerente del hotel. Un halago por aquí, unos regalitos por allá y unas reverencias son suficientes para ganarse al cliente y de paso, a nosotros. Un personaje para reírse cada vez que recordemos:

“¿Pero cómo que qué rey Saturna?. Por el amor de Dios, pues qué rey va a ser Saturna, el nuestro.”

Todo forma parte de un gran homenaje. Al Principado de Asturias, a sus pueblos, a sus monumentos, a sus costumbres y a su historia. También a los exiliados (concretamente los escritores) de la guerra civil. En este aspecto Garci lo hace una vez más con mucha finura, pasando de puntillas por el tema. Quiere que lo tengamos presente pero no hurga en la herida de lo que pasó en aquella época. Y por último, al amor entre los mayores dejando una cita que queda grabada en nuestra conciencia. Una cita que la ONU utilizó en una Asamblea para la 3ª edad:

“Solo se envejece cuando no se ama”. Ahí queda eso.

El desenlace, mediante el tema de Cole Porter, es un canto a la esperanza, una lección de fe y coraje en la vida.

 ssjoseluisgardi1

Quizás el cine español debería plantearse volver a empezar, a volver hacer películas como estas y no enseñar carne y más carne de jovencitas de revista.

Pero también nosotros deberíamos hacer autocrítica. Se dice en exceso que el cine español es malo. No voy a negar que hay mucha, pero que mucha mediocridad, pero nosotros a veces tampoco ayudamos. Esta película fue olvidada, nadie la hizo caso, se la maltrató. Tuvieron que venir los americanos a decirnos que era buena. Sólo cuando Garci se alzó con la estatuilla la película tuvo el éxito que merecía. Una obra infravalorada que tambien tuvo que volver a empezar para terminar siendo historia del cine español.

Ya lo saben, preciosa y triste película sobre lo que dejas en la vida cuando emigras, lo que sientes que te has perdido cuando regresas y lo bonito que es recuperarla. Lo bonito que es volver a empezar para poder terminar en paz.

Gracias Garci y féliz 30 aniversario de tu Oscar. Yo no fumo, pero después de verla dan ganas de encenderse un cigarro.

8/10

Anuncios

7 comentarios en ““Sólo se envejece cuando no se ama”

  1. “En realidad solo se envejece cuando no se ama…
    Aunque nada pueda devolvernos los días de esplendor en la tierra, y de la gloria las flores, no debemos apenarnos, al contrario…tenemos que buscar ánimos en el recuerdo”

    1. Es una escena preciosa. Es incréible la naturalidad con la que actuan ambos. Y encima recita el verso de “Esplendor en la Hierba”. Otra gran película de la que hablaré algun día 🙂

  2. Conocí “Esplendor en la hierba” gracias a esta escena de “Volver a nacer”.
    ¡Yo que pensaba que era la única que las había enlazado a través de este gran poema!
    Esperaré tu crítica.

    1. Yo también vi antes la película de Garci pero conocía la otra mucho antes. Es un clásico.

      De tiodas formas, mi escena favorita es la de los dos amigos sentados en el sofá cuando Ferrandis le cuenta el problema que tiene. No sólo es hermosa, si no que también es una lección de interpretación.

      Un saludo 😉

  3. Cada vez que escucho el Canon de Pachelbel la recuerdo…esa escena es una obra de arte!
    Aunque también me encanta cuando ella le confiesa que el duro del baile era suyo!jajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s