Y nos quejamos de Ryanair…

Contaba el otro día Pedro Almodóvar en una entrevista en “Informe Semanal” que volvía a la comedía porque la gente se lo pedía. “Nos hemos reído tanto contigo” le decían por la calle. El director manchego confesaba sentirse presionado y con mucha responsabilidad por satisfacer al público como hizo en la década de los ochenta.

Pedro renueva esa fórmula que tanto nos gustó en “Mujeres al borde de un ataque de nervios” o “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”. La cinta es un continuo homenaje a esa década pero con temas de la actualidad. Almodóvar se ríe de España y consigue que España se ría de sí misma. Es una comedia esperpéntica sobre los momentos tan delicados, convulsos e inciertos que atraviesa nuestro país.

Cada personaje es una pieza del puzzle que conforma nuestra sociedad. No deja títere con cabeza, hay alusiones a los políticos, a sus proyectos ruinosos, a la corrupción e incluso al rey. Y al mismo tiempo todos nosotros también estamos representados. Almodóvar de una manera muy divertida se burla de nuestras defectos, manías y costumbres. De nuestra forma tan peculiar de trabajar, de contar todo lo que nos pasa en las redes sociales, de desahogarnos de nuestros problemas con el primero que pasa, de solucionar esos problemas con el alcohol o las pastillas, de nuestras creencias religiosas, del sexo (clara referencia a salir del armario) o a nuestra particular costumbre de pensar en comer en los momentos más críticos (¿Nos van a poner el desayuno? Jajaja).

El director representa lo que somos y lo que decimos que somos. No cabe duda que muchas cosas están exageradas (aunque hasta en eso pecamos muchas veces los españoles) y que de forma reiterada utiliza un vocabulario demasiado vulgar, pero consigue en el espectador varias carcajadas y que esboce una sonrisa en otros momentos (en la canción por ejemplo). Al fin y al cabo, ¿es lo que le pedían sus fans no?.

El gran acierto de Pedro es el metraje. Una película corta, cuenta lo que tiene que contar y dura lo que tiene que durar. El guión no da para más y Pedro no intenta alargarlo. En definitiva, vemos a un Almodóvar en estado puro, tanto en lo bueno como en lo malo.

1355423844012

El reparto funciona a la perfección. “Nos vamos a matar” decía Javier Cámara al descubrir que se trataba de un rodaje íntegro en el interior de un avión y con tantos personajes (quizás por eso entre escena y escena se relajaban jugando al ping pong). Sin embargo, lograr que muchos personajes interactúen entre sí siempre ha sido uno de los grandes méritos de Pedro.

El trío Cámara-Areces-Arévalo está espectacular. Tienen momentos alocados y sobre actuados, pero están claramente calculados para que resulten tremendamente divertidos. Destacar una vez más a la gran Cecilia Roth (siempre está perfecta la argentina), a Lola Dueñas en su papel de vidente loca y a una radiante Blanca Suárez. El resto del reparto está correcto, incluso Hugo Silva y Migue Ángel Silvestre, de los que tenía dudas.

Quizás sea un título menor debido a su sencillez y a su humor limitado a España, pero a mí una vez más Pedro me convence. Se agradecen estos 85 minutos de catarsis. Los que mandan nos van a seguir toreando y engañando, así que mejor sobrellevarlo con una sonrisa. Y si se hace con una tripulación tan estrafalaria y peligrosa, las risas están aseguradas. Y nos quejamos de Ryanair…

6/10

Anuncios

2 comentarios en “Y nos quejamos de Ryanair…

  1. ¿85 minutos de catarsis? Pues no sé qué decirte, cometí el error de comprar la entrada y coincido plenamente con las críticas adversas, esta película es una estupidez, una más, tampoco hay que rasgarse las vestiduras.

    1. Ya sabes, para gustos…., a mi personalmente me gusta el cine de Almodóvar. Me reí varias veces, me parecío una comedia muy alocada y entretenida.

      Es vulgar en ocasiones pero es que es Almodóvar, en todas sus pelis esta el típico comentario soez o barriobajero. Sin duda tiene películas mejores pero Pedro sabía lo que hacía. Buscaba algo más sencillo y directo.

      Si no consigue sacarte una sonrisa lo entiendo pero yo personalmente me reí varias veces.

      Un saludo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s