Carta de una desconocida

OBRA MAESTRA con mayúsculas.

Apenas dura 86 minutos pero la intensidad que entrega Max Ophüls hace que parezcan muchos más. La historia, el estilo narrativo y el progreso del personaje de la preciosa e inocente Joan Fontaine marcan el film.

Viena, año 1900. Un pianista recibe una carta y al leerla empieza a recordar una historia que tuvo lugar años atrás.

Os doy unas pinceladas:

Una chiquilla menor de edad que se enamora locamente de su nuevo vecino, un famoso pianista. Aparentemente una historia sencilla. Pero la madre de ella decide cambiar de ciudad y a partir de ahí se desata un torrente de sensaciones indescriptibles.

Viena no es casualidad, es la ciudad de la música y esta jugará un papel muy importante. El año tampoco, la elegancia, el clasicismo y el clasismo (que no es lo mismo) de la época entregan a la película una atmósfera poética y romántica. Esa atmósfera es fundamental para involucrarse en la historia. Todo eso queda reflejado en el personaje de Louis Jourdan.

Carta+de+desconocida6

Una intensa partitura (historia) que todos hemos escuchado (vivido) y con la que Ophüls pone a prueba la cantidad de sentimientos que pueden emerger en un ser humano.

Absolutamente imprescindible.

Anuncios

2 comentarios en “Carta de una desconocida

    1. Y así debe ser. No se puede desvelar nada de esta película. La historia es su punto fuerte.

      Una película imprescindible. Ya me contarás que te parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s